Sernivel 3

Sernivel3 abre delegación en Miranda de Ebro

11/03/2020
Noticias

Sernivel3 elige Miranda para crecer en el ámbito de la ciberseguridad y la digitalización

La empresa, creada en Bilbao hace una década, se instalará en el Vivero de Empresas con el objetivo de crear unos 20 empleos en dos años

Tras varios años de implantación en áreas como Madrid, Valencia o Bilbao 

donde nació hace una década, la firma vizcaína Sernivel3 ha elegido Miranda para seguir creciendo. Una elección que tiene mucho que ver con el peso que el sector industrial tiene en la ciudad.

Y es que para sus responsables no ha pasado inadvertido que “tiene bastante industria para su tamaño. Hay empresas interesantes y a las que creemos que podemos ayudar en su digitalización», tal y como valoró su director de negocio, Carlos Pindado; quien ayer, en compañía del gerente de Miranda Empresas, Roberto Martínez de Salinas, visitó el Vivero de Empresas, donde tiene previsto instalarse de manera más o menos inmediata.

Va a ocupar una de las oficinas que están vacantes en estos momentos y en la que a finales de año confían en tener montado un SOC (Security Operation Center). Es decir, un centro de operaciones de ciberseguridad, en el que, a través de distintos monitores y pantallas se controlarán en tiempo real ataques de hackers, los tipos, desde qué países, cuántos usuarios, qué tipo de tráficos, cómo se están cortando esos ataques... Eso es lo que se ve, aunque detrás, aseguró, hay mucha tecnología que no es tan visible, que está en la nube y que es fundamental.

Toda ella la pondrán al servicio de las empresas de la ciudad casi desde el primer momento, en cuanto abran la puerta de la nueva delegación. Aunque las actividades vinculadas a ese SOC, hasta que esté operativo el de Bayas, se gestionarán a través del que tienen en Madrid.

En principio, la sede de Miranda arrancará con un técnico, al que confían que, poco a poco, en función de los proyectos que les encarguen, se puedan ir su- mando nuevos profesionales hasta llegar a tener en dos años una plantilla de unas 20 personas vinculadas todas ellas al desarrollo de nuevas tecnologías, ya sean ingenieros o titulados de Grado Superior de FP.

Desde ese espacio en el Vivero de Empresas ofrecerán a las industrias de Miranda servicios de ciberseguridad, conectividad a través de redes, soluciones para comunicaciones y videoconferencias u opciones de cloud y data center. Es decir, almacena cimiento virtual, en la nube, de toda la información de una em- presa, garantizando la protección de los datos y el acceso.

Sin olvidar la digitalización de fábricas para «hacerlas más com- petitivas, que lleguen a nuevos mercados, con servicios a me- dida de sus necesidades y con el apoyo del SOC, monitorizando toda la estructura», explicó Pindado.

Consultoría

De hecho, la consultoría en trans- formación digital es una de las áreas de su actividad que creen que puede tener un mayor desarrollo en la ciudad, empezando por la realización de audito- rías de digitalización, soluciones de ciberseguridad, alternativas de redes avanzadas... y siguiendo por las integraciones de sistemas y tecnologías de distintos fabricantes.

«Creemos que podemos aportar bastante». Tanto en ese as- pecto como en el de la ciberseguridad, ámbito en el que disponen de «herramientas sencillas de implementar y que dan bastantes prestaciones», explicó.

Todo ello sin olvidar el retorno, algo a tener muy en cuenta a la hora de realizar cualquier inversión. «Digitalizando una compañía con cuatro acciones principales, que no siempre tienen que suponer un coste muy grande, se puede llevar a cabo una transformación» y generar importantes ahorros en costes de producción derivados de cambios en la forma de operar.

A modo de ejemplo llamo la atención sobre la reducción del tiempo que emplea un trabajadon de una cadena de ropa como Zara en controlar la disponibilidad de prendas, el stock. Si antes para comprobarlo tenía que ir al almacén, ahora basta con que lo mire en la tablet. «Eso permite que estén más con los clientes, que es lo que ese tipo de tiendas necesitan».

Evidentemente, más difícil es ver cómo se recupera una inversión en ciberseguridad, porque precisamente lo que se busca conseguir es que alguien ajeno no entre en el sistema. Cuando eso ya ha ocurrido, que es lo que se trata de evitar, solo queda o pagar el chantaje o empezar de cero. «Las consecuencias de ser hackeado son bastantes importantes, te pueden parar la producción el tiempo que estimen oportuno. Cada vez hay más ataques, están más organizados y van más a empresas que no están muy protegidas», concluyó Pindado.